En Kailas somos así, le damos la vuelta a la cuesta de enero. No valen excusas: ni las Navidades, ni las vacaciones, ni las comilonas, ni las cenas pantagruélicas, ni el turrón, ni el roscón, ni que si el mundo está hecho unos zorros, ni nada. ¡A por 2017!

¿Cómo? Muy fácil, empezamos el año con "13 maneras de mirar a una gorda", una novela ingeniosa y mordaz que homenajea a las mujeres acomplejadas.

b2ap3_thumbnail_9788416523672.jpg

Vaya título, ¿no? Pero no os dejéis engañar porque os va a sorprender. Se trata de una novela original, desenfadada e imprevisible sobre la infelicidad y sobre nuestro derecho ser felices en la que la gordura es el símbolo de las obligaciones que nos imponemos a nosotros mismos. ¡Toma ya!

Lizzie nunca se ha gustado a sí misma, aunque su mejor amiga considere que en realidad ella es la guapa. Intenta ligar a través de Internet, pero le da miedo enviar fotos: sabe que nadie la querría si la viera.

Así que decide adelgazar. Con determinación agotadora, controla las almendras consumidas, los kilómetros recorridos, los kilos perdidos; se vuelve esclava de la dieta, del gimnasio. Y adelgaza. Mucho. Pero la pérdida de peso, no importa cuánto, no trae consigo la felicidad, no obtiene de ella la mínima compensación. ¿Será capaz algún día de no verse como una gorda?

Mona Awad analiza con ironía la cultura de la obsesión por la imagen y por el cuerpo que predica que las mujeres no tienen otro valor que su apariencia física y nos presenta un tierno retrato de una joven cuya vida está secuestrada por su lucha por encajar en la sociedad.

Aquí tenéis las primeras páginas. Pero cuidado, engancha.

¡Felices lecturas!

*imagen del post: today is where your book begins, de gillyface, vía flcikr,